Páginas

13 de octubre de 2015

Tema: El Pequeño Gran Taller del Rincón


El taller de carpintería no se limita por las paredes de este, sino por el alcance del aserrín... y sino, pregúntenle a mi esposa. Ella sabrá decirles cuánto encuentra cada que trabajo, incluso días después.



Dado que es un hobby y no un oficio o actividad profesional, mi taller se resume a la mitad de un cuarto de la casa, el de abajo para ser exactos, junto a la sala y vista al patio trasero. La recámara tiene una extensión de 3x3 mts aprox. y de esto me corresponde la mitad, por así decirlo; la otra mitad es de las cosas que guarda mi esposa en sus decoraciones  (Ella es más artista que yo en ese sentido) Afortunadamente hemos aprendido a compartir el espacio y principalmente porque rara vez estamos haciendo algún proyecto o trabajo al mismo tiempo. Ya sea que ella haga lo suyo y yo lo mío cada quien por su lado.

El taller, por así llamarlo, no es grande ni aparatoso ni fue costoso en un inicio, pero si me he dado cuenta que debe ser versátil y que la mesa de trabajo debe tener muy buena estructura y ser bastante resistente. En absoluto debe es hermoso ni tiene materiales costosos ya que será constantemente maltratado, pintado y rayado entre tintes, maderas, herramientas y demás. Lo que sí es importante es que sea muy firme y que sea perfectamente plano y nivelado con el suelo. De esto dependerá el correcto armado, lijado y ensamblado de las partes; si la mesa no está nivelada será más complicado realizar los trabajos.


La mesa que yo tengo es hecha previamente, se la compré a un vecino de la colonia que la tenía arrumbada en su garage con claras intenciones de deshacerse de ella, pasábamos diario por ahí hasta que le dije a mi esposa que seguramente ya no la quería y que a lo mejor quisiera venderla. Un buen día me decidí y le pregunté y me dijo que podía llevármela y me cobró prácticamente solo el costo de los materiales, lo cual fue una buena ganga y buena compra. Evité la cosa de hacerla yo mismo y de comprar las tablas y etc. Como anécdota, descubrí porqué el vecino no quería su mesa... Primero mi esposa - la cual le agradezco enormemente la ayuda - me hizo favor de acompañarme por la mesa porque es grande (2 mts x 90 cm aprox.) y tiene forma de "L". Primero batallamos para poder meterla a la casa y luego un problema para poder meterla al taller. Fue terrible, tuve que cortarle un poco las patas y volverlas a unir una vez dentro.

He de decir que no es hermosa, pero me ha sido muy útil. También he aprendido que la altura de la mesa influye mucho también en los resultados del corte y ensamble, además del dolor de espalda porque estar mucho tiempo inclinado cansa la columna. Otra cosa útil sería tenerla despegada de la pared y que fuera relativamente móvil ya que hay ciertos proyectos en que tienes que trabajar alrededor de ellos y en mi caso debo darles vuelta sobre la mesa pegada a la pared

Hasta ahora sólo he hecho proyectos medianos y pequeños por obvias razones, pero me he acomodado para hacer otros más grandes, como la mesa de comedor y la puerta de mosquitero para la entrada principal, pero espero en los próximos años poder expandirla y poder realizar trabajos más complejos o, como he dicho, poder hacer negocio de este hobby.


Aquí las fotos del "Pequeño Gran Taller del Rincón"



 - Gracias por leer y dejar sus comentarios - 




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tus comentarios, sugerencias y aclaraciones para hacer de éste un espacio útil para todos