Páginas

6 de noviembre de 2015

Proyecto Padre-Hijo: Espada

Una de mis aspiraciones de este hobby es que mis hijos también se interesen por este oficio;  quien dice y sean ellos los que se conviertan en grandes carpinteros o ebanistas o muebleros...

Espada de Madera

Supongo que todos los que leen este Blog crecimos leyendo libros o viendo películas o imaginándonos tomando los papeles de Piratas, Vikingos o Caballeros Medievales, con escudos, espadas y armaduras. Imaginamos batallas, rescates o incursiones en tierras enemigas y para tal efecto buscábamos cualquier artilugio con tal que pereciera una espada o un arco o una lanza. De ahí la inquietud de mi hijo de tener una espada, un proyecto que aplacé por otras cosas y que en cierto momento se acercó él para pedírmelo y tuvimos ambos la disposición de llevarlo a cabo. Y no fue tan fácil como él pensaba



Material
  • 1 Tabla de pino de 2x7x150 cm  aprox
  • Tinta Nogal Clásico al aceite
Herramienta
  • Serrote de costilla
  • Chancla de carpintero
  • Escofina
  • Caladora
  • Pegamento para madera
  • Formón
  • Prensas o Sargentos
  • Lijadora
  • Lija del 80, 120, 180 y 320
  • Brocha o paño para entintar
Proceso

1. Todo inicia con escoger el modelo. Hay miles en Internet. Mi hijo se fue por uno tipo medieval, una espada europea mediana a dos manos, y de ahí partimos.
2. Lo segundo importante era tratar de distinguir las partes de la espada para hacerla lo más realista posible. Aquí encontramos una descripción breve pero muy ilustrativa


3. Yo tenía en casa una tabla con las dimensiones que se especifican arriba y lo que hice fue tomar una proporción de la espada en la imagen que escogimos y llevarla a mi tabla. El resultado fue una espada de 120 cm de largo y una Guarda de 30 cm aprox.

4. Mi hijo cortó con sus propias manos - claro con un poco de supervisión - la tabla para separar las piezas


5. Una vez cortadas hubo que sacar la proporción de dónde iría la Guarda y de ahí trazar el lugar donde iría la unión. Decidí un ensamble cruzado de media madera (como se muestra en la ilustración) para asegurarme de que se fijara bien ambas piezas.


6. Mi hijo hizo el corte a media madera de ambas piezas y, debo decir orgullosamente, que para ser su primer corte a mano lo ha hecho muy bien - hasta mejor que yo -, para detallar le hicimos unos ajustes con la escofina y formón,  y finalmente con lija del 150 para dejar las superficies lisas para pegarlas


7. Ahora darle forma al asunto: Lo primero fue trazar una figura a mano de la Guarda como la vimos en Internet, ese trazo lo remarcamos y cortamos con Caladora. Este proceso fue algo difícil para él, así que lo asistí con ciertas partes del corte, pero experimentó el uso de la máquina.

8. Luego de la Guarda, trazamos la Empuñadura y el Pomo y corté nuevamente con Caladora

9. Ahora el Filo. Bien, pues, esta fe una de las partes más difíciles, porque había que crear un corte en ángulo, mejor dicho, cuatro cortes porque la espada tiene por diseño un corte transversal en diamante lo que nos obligaba a hacer cortes angulares. Ya que no cuento con los aditamentos necesarios para mi sierra de mesa, tuve que ingeniármelas con la Chancla de Carpintero para rebajar los bordes hasta lograr el ángulo necesario


10. Habiendo terminado la ardua y desgastante labor del cepillado, ahora venía la ardua y desgastante labor del lijado. Ya para este momento el pobre muchacho ya estaba agotado, pero le dije que lo turnaríamos y así hicimos. Obvio acabé haciendo yo la mayor parte del trabajo, pero no dejé de felicitarlo por su esfuerzo


Para finalizar - y esto fue motivo de discusión - le propuse que pintáramos la espada y él decía que no. Después de mucho dialogar, comprendí que finalmente era "su espada" y que él hiciera lo que quisiera. Le dije que antes viéramos unas imágenes en Internet para ver los colores y, no muy convencido, aceptó pintar el Pomo y la Guarda en tono oscuro. Yo tenía un poquito de Tinte Nogal Clásico al aceite y lo hicimos así. Ya para terminar lo sellé con aceite mineral y el resultado fue muy bueno


Aquí el Temerario Caballero blandiendo orgulloso su espada


Aprendizaje:

  1. Práctica con el cepillo
  2. Cansancio extermo por el lijar
  3. El verdadero placer de convivir con mi hijo adolecente y que prefiera estar con su padre que estar sentado frente al celular o la computadora jugando o navegando



Gracias por ver, por comentar y por compartir


2 comentarios:

Gracias por dejar tus comentarios, sugerencias y aclaraciones para hacer de éste un espacio útil para todos